HOGAR

Conseguir que nuestro hogar sea un espacio confortable y acogedor no tiene por qué convertirse en un dolor de cabeza. Tenemos que ser nosotros mismos y adaptar todo lo que hay en él a nuestros gustos y necesidades. La decoración debe ir acorde a nuestra personalidad. El mobiliario debe responder a nuestras necesidades uniendo la estética con la funcionalidad.

Además, debemos tener en mente en todo momento que nuestro hogar sea un lugar saludable, con una temperatura y humedad a los niveles adecuados, así como que esté libre de ruidos que alteren nuestro descanso o ánimo. Para ello es muy importante un buen aislamiento de cubiertas, puertas y ventanas.